Consejos para el uso de sprays de graffitis

Consejos para el uso de sprays de graffitis

Una de las primeras cosas que debes saber cuando te dispones a pintar con spray de graffiti es que existen muchas y diferentes marcas que se engloban dentro de un rango de menor o mayor calidad. El uso del spray para los graffitis no es demasiado difícil, pero sí es cierto que si es tu primera vez deberías saber tener en cuenta algunas cuestiones para que tu experiencia sea la mejor posible.

En este artículo vamos intentar explicarte las mejores formas que existen a la hora de querer pintar un graffiti con spray. Te daremos algunas pautas y consejos para que uses este material de la mejor forma posible.

Lo primero que debes tener en cuenta en vigilar el orificio de salida de la pintura, es decir, la boquilla del spray. Debes cuidar de que esté siempre limpia y sin obstrucciones cuando vayas a ponerte a pintar. Un buen cuidado del orificio te puede evitar muchos problemas en el futuro. Al igual que cualquier pintura líquida, el aerosol del spray se separa de sus componentes después de haber estado algún tiempo sin usar. Las partículas de pinturas flotan en la parte inferior de la lata, donde son aspiradas por el tubo. Así, estás partículas, que pueden ser gruesas, pueden obstruir las boquillas (especialmente las delgadas) muy rápidamente.

Por esto, cuando acabes de pintar con el spray y no lo vayas a usar durante algún tiempo, te recomendamos que limpies su boquilla para evitar una obstrucción en la pintura y eliminar algún resto que se haya podido quedar. Para esto, retira la boquilla y límpiala con algún cepillo de pelo duro.

También, no olvides que las latas de spray necesitan ser sacudidas con fuerza durante al menos un minuto antes de usar. Esto hará que las partículas vuelvan a su posición normal. Por otro lado, mantén la lata de spray en posición vertical con la salida hacia arriba. Esto es una regla básica. Los sprays de graffiti tienen un pequeño tubo que va a la parte inferior de la lata. Si no tienes la lata en posición vertical, el tubo puede no llegar al material y no llegar a rociar pintura. (También puedes rociar hacia abajo durante unos segundos, siempre hay algo más de pintura en la lata de los podemos pensar).

Puedes hacer una prueba antes de iniciar a pintar. Asegúrate de que has elegido el material correcto, como el color, y de que vas a usar técnica idónea para tu trabajo. Lo que muchos graffiteros hacen antes de empezar a pintar es hacer una prueba sobre otra superficie para comprar todo el material. Hazlo tú también.

A la hora de ponerte a pintar con spray, cuanto más cerca de la pared estés, más delgada serán las líneas de tu dibujo. Si buscas para tu dibujo una línea muy delgada, lo que puedes hacer es acercarte a la pared e inclinar la boquilla un poco hacia delante. Así, el ‘chorro’ de color saldrá lo más cerca posible del muro. Ten en cuenta que cuanto mayor sea el tapón, rociará mayor volumen de spray en un mismo punto, lo que puede hacer que la pintura gotee.

Si lo que quieres es conseguir líneas de pintura más delgadas, mantén la lata siempre en la misma posición a la que diriges la pintura, es decir, si pintas una línea vertical, ten la lata en la misma posición, y si es una línea horizontal, ten el spray en posición horizontal. Ten cuenta, también, que la pulverización en un mismo punto durante demasiado tiempo podrá dejar gotas de pintura sobre tu obra. Las líneas muy delgadas necesitan ser pintadas muy rápidamente.

El problema con los puntos muy pequeños es que no se pueden controlar demasiado bien. Si pulverizas un mismo punto más del tiempo necesario, posiblemente la pintura acabe goteando y puede que decidas agrandar un poco ese punto para compensar, pero entonces puede que se te vaya un poco de las manos las dimensiones de tu dibujo.

Si necesitas dibujar un pequeño punto, del tamaño (digamos) de la punta del dedo para un trabajo detallado, hazlo sin prisas. Mantén el bote boca abajo y empieza a pulverizar como si quisieras limpiar el tapón. Así, llegará un momento en que la pintura dejará de salir y principalmente saldrá aire. En ese momento deja de presionar el tapón.

Para el relleno de las líneas, intenta evitar las gruesas capas con mucha pintura. Este tipo de rellenos no sólo pueden llegar a gotear, sino que hay una razón también muy importante: las capas gruesas tienden a tener defectos en el secado o después de un algún tiempo cuando se exponen al aire libre. Las capas delgadas son más estables, por lo que el graffiti durará más tiempo) y también se secan más rápido que una capa gruesa.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código