Spray Antioxidante  Hay 2 productos.

Mostrando 1 - 2 de 2 items
Mostrando 1 - 2 de 2 items
Spray Antioxidante

Spray antioxidante

El spray antioxidante es un aerosol de imprimación y de secado rápido para conseguir un efecto antioxidante a través de la pigmentos inhibidores y no tóxicos. Debido a sus propias características, este producto se utiliza como imprimación de uso general para proteger metales como hierro y acero, tanto en interiores como en ext...

Spray antioxidante

El spray antioxidante es un aerosol de imprimación y de secado rápido para conseguir un efecto antioxidante a través de la pigmentos inhibidores y no tóxicos. Debido a sus propias características, este producto se utiliza como imprimación de uso general para proteger metales como hierro y acero, tanto en interiores como en exteriores. Además, está especialmente recomendado para: construcciones metálicas, carrocería, bricolaje, mantenimiento, etc.

Entre los principales propiedades destaca que es de secado rápido, así como que cuenta con buena flexibilidad y dureza. Además, es resistente a las rayaduras una vez que la capa se ha secado y tiene una excelente adherencia a la superficie en cuestión, así como una gran resistencia al exterior.

Para aplicarlo, agita bien la lata antes de aplicar la pintura, aproximadamente un minuto después de oír el sonido del mezclador. No apliques el spray sobre equipos que estén conectado y hazlo siempre en áreas y zonas bien ventiladas. Cuando lo vayas a usar sobre una superficie nueva, asegúrate de que está limpia, seca y sin rastro de grasa o polvo ya que estos elementos impedirían que se adhiera. También, elimina cualquier posible formación de óxido mediante un cepillo o cualquier artículo que te permita eliminarlo. En cuanto a las superficies viejas o ya pintadas, si están bien adheridas puedes proceder a llevar a cabo un ligero lijado para facilitar la adherencia. Si están más adheridas, elimínalas y después actúa como hemos indicado anteriormente con las superficies nuevas.

Los productos antioxidantes están indicados para la protección de superficies metálicas de la corrosión en ambientes en los que estas superficies están expuestas a este riesgo. Cuando los materiales metálicos se encuentran en ambientes que pueden a llegar a ser corrosivos, suele ser porque tienden a tener reacciones químicas con el aíre o con el agua. Los efectos de la corrosión se hacen evidentes en, sobre todo, en estos materiales. Por ejemplo, después de poner el hierro en una atmósfera oxidante durante un período prolongado, el hierro comienza a corroerse debido a la interacción del oxígeno con el agua en dicha superficie.

Los equipo u objetos de metal que carecen de las medidas preventivas oportunas (antioxidante), pueden llegar a oxidarse tanto por dentro como por fuera, dependiendo de las condiciones atmosféricas y la cantidad de dichos elementos que se han expuesto al aire. Hay mucho métodos para evitar la oxidación de estas superficies y prevenir la corrosión, entre ellas se encuentra la de aplicar spray o pintura antioxidante especialmente creada para estos elementos.

¿Quieres prevenir la oxidación en tu coche? La mayoría de los automóviles han sido fabricados pensando en la protección contra la oxidación del metal, sobre todo cuando se pintan con un acabado de capa transparente. Sin embargo, con el tiempo a la intemperie se produce cierto proceso de oxidación a lo largo del tiempo, lo que hace que el coche sea cada vez más vulnerable a los ataque de óxido. Por eso, si estás pensando en darle una capa a tu coche, no te olvides nunca de los sprays antioxidantes.

Más