Spray Electrodoméstico  Hay 3 productos.

Mostrando 1 - 3 de 3 items
Mostrando 1 - 3 de 3 items
Spray Electrodoméstico

Spray de pintura para electrodomésticos

Con sprays de pintura, personalizar el aspecto de tus electrodomésticos es mucho más fácil y asequible para volver a tener de nuevo tu cocina o tus habitaciones con el mejor diseño. Puedes usar esta pintura para actualizar casi cualquier electrodoméstico de su cocina, salón…

La pintura especialmente creada...

Spray de pintura para electrodomésticos

Con sprays de pintura, personalizar el aspecto de tus electrodomésticos es mucho más fácil y asequible para volver a tener de nuevo tu cocina o tus habitaciones con el mejor diseño. Puedes usar esta pintura para actualizar casi cualquier electrodoméstico de su cocina, salón…

La pintura especialmente creada para electrodomésticos tienen acabados resistentes al calor, ideal para pintar hornos o microondas para cambiar y mejorar el aspecto de tu cocina y de tu casa. Es cierto que la pintura para electrodomésticos se pueden aplicar de diferentes formas, pero las versiones de spray y pulverización son las que mejor funcionan.

Si quieres actualizar la apariencia de los electrodomésticos de tu casa con pintura en spray, primero asegúrate de que están desconectados y alejados de la pared. Asegúrate de limpiar los aparatos de antemano para eliminar toda suciedad que haya en ellos o cualquier residuo. Si te saltas este paso, la pintura puede no adherirse suficientemente bien a la superficie. Trata de pintar sus electrodomésticos en el exterior siempre que sea posible. Si no puedes hacerlo al aire libre, asegúrate de cubrir todos los otros aparatos que no quiere pintar y abre algunas ventanas para la ventilación.

Cuando pulverices con pintura los electrodomésticos para pintarlos, seguramente, tendrás que aplicar varias capas finas y consistentes. Por lo general, tendrás que aplicar 3 ó 4 capas para asegurarte de que los artículos estén completamente cubiertos. Espera unos 15 minutos entre capa y capa y permite que el aparato se seque durante 24 horas antes de volver a colocarlo en su lugar.

Cubre el suelo y todo el alrededor con una lona o plástico, para evitar manchar todo el área, y coloca el aparato en la parte superior de la tela protectora. Limpia el aparato y raspa cualquier residuo o partículas secas. Todas las sustancias grasas y aceites deben ser eliminadas por completo. Seca el aparato con una toalla limpia. Puedes frotar el aparato con una solución de amoníaco. Mezcla una pequeña solución de amoníaco con agua y pase una esponja por todo el aparato. Esto te dará un acabado más fácil de preparar y pintar.

Retira todas aquellas piezas del aparato que no vayas a pintar o que vayas a pintar por separado de otro color, por ejemplo. Cubra con cinta de papel (o cinta de carrocero) aquellos bordes que no quieras pintar para que la línea de color salga bien delimitada, esto incluye: relojes, palabras, marcas o cualquier área no vayas a pintar sobre ellas.

Cuando empieces a pintar, utiliza lentos trazos para poner una capa completa por todo el electrodoméstico y mantén el bote de pintura a una distancia de unos 10cm del aparato. Mantén tanto la distancia como la presión constante sobre el aparato. Para terminar, deja que el aparato se seque durante 24 horas. Después, aplica una segunda capa de pintura. Es segunda capa dará una acabado uniforme y liso.

Más